Buscar
España Francia Italia Rumanía Escocia Suiza Bulgaria
Cataluña Andalucía Aragón Baleares Canarias Castilla-León C. Valenciana
Cataluña
Alt Camp
Alt Empordà
Alt Penedès
Alt Urgell
Anoia
Bages
Baix Empordà
Baix Camp
Baix Ebre
Baix Llobregat
Baix Penedès
Barcelonès
Ruta 1
Ruta 2
Berguedá
Cerdanya
Conca de Barberà
Garrigues
Garrotxa
Gironés
Maresme
Moianès
Montsià
Noguera
Osona
Pallars Jussà
Pallars Sobirà
Pla d`Urgell
Pla de l`Estany
Priorat
Ribera de Ebro
Ripollès
Segarra
Selva
Solsonès
Terra Alta
Urgell
Val d`Aran
Vallès Occidental
Vallès Oriental
Barcelonès
BAR 002_Badalona
Parc de la Serra Litoral. Parc de la Serralada de Marina. Parc Fluvial del Besòs
Badalona_Montgat_El Masnou_Coll de Font de Cera_Alella Park_La Conreria_Poblat Ibèriques de Les Maleses_Collet de la Valençana_Poblat Ibèric de Puig Castellar_Santa Coloma de Gramanet_Badalona
Mapes Comarcals de Catalunya. Barcelonès 1:50.000. Institut Cartogràfic de Catalunya (ICC).

Resumen
Distancia: 40 Km
Desnivel: 815 m
Tiempo: 4 H 0 min
Dificultad: media
Informacio
  Imprimir Itinerario
  Descargar track
  Centros de interés
  Álbum de fotos
Map
fullsize map

Profile
Profil

ITINERARIO
Poblados íberos de la Sierra de Marina. Entre el mar y el interior.

Bonita ruta que transcurre por la sierra de Marina que une el litoral con los valles interiores entre el Masnou y la desembocadura del Besòs. Pedaleamos primero al lado del mar para continuar después por la cresta que acoge los yacimientos arqueológicos de Les Maleses y de Castellar, ambos pertenecientes a los Laietans, un pueblo íbero que habitaba la parte de costa que va desde Tordera hasta el sur del río Llobregat.


Desde el puerto de Badalona pedaleamos por el paseo marítimo encadenando diferentes caminos que van entre el mar y las vías del tren que recorre el litoral. Todo este trayecto pegado a la línea de la costa desde la desembocadura del Besós al Masnou nos permite ir identificando los diferentes tejidos urbanos y elementos singulares y está lleno de lugares interesantes, aparte de la belleza paisajística que supone pedalear junto al mar. Lugares emblemáticos como la antigua fábrica de Anís del Mono, el Puente del Petróleo, un pantalán de Badalona construido para la descarga de productos petrolíferos desde los buques cisterna, o las Tres Chimeneas de Sant Adrià, tres esqueletos gigantescos de hormigón de una belleza inquietante, que con una altura de 200 metros forman parte emblemática del "skyline" de la costa barcelonesa.

Desde el Masnou subimos por empinadas calles hacia la montaña por la cresta de la Serra de Teià. Una vez en lo alto la ruta sigue el GR 92 por la vertiente sur de la sierra. Perfilamos la cabecera del valle donde se ubica el pueblo de Alella caracterizado por un paisaje escalonado de bancales que acogen los viñedos de los conocidos vinos de la zona.

A partir de la cresta que se extiende hacia el sur desde el Turó de Galzeran las panorámicas sobre el Barcelonés se hacen evidentes y tenemos un gran dominio de toda el área metropolitana que da al mar. La ocupación humana de la llanura barcelonesa a los pies de la Cordillera Litoral es evidente y sólo los relieves de las colinas de Barcelona se libran de las edificaciones.

Llegamos a Coll de Montalegre, en el lugar conocido como la Conreria que toma el nombre de una antigua granja de la cartuja de Montalegre, en el límite septentrional del término de Tiana (Barcelona), edificada sobre los restos de un antiguo monasterio de monjas agustinas fundado durante la primera mitad del s. XIII y trasladado en 1362 en Barcelona. Pasamos ahora a la vertiente norte de la Serra de Marina e iniciamos el trayecto que nos llevará a los poblados ibéricos de las Maleses y Puig Castellar.

Para llegar al primero de ellos tomamos un sendero que enlaza a través del Coll de Lliça las cimas de Coscollada y de la Malesa. Pedaleamos en medio de un túnel de vegetación que repentinamente desemboca en el poblado. La privilegiada panorámica desde la colina donde se alinean las estructuras de las viviendas del yacimiento de Las Maleses, con el control de todo el Vallés, parte del Barcelonès y del Maresme no es casual, sino que responde a una necesidad defensiva y al mismo tiempo, dominar visualmente todo el territorio.

El momento más álgido de ocupación del poblado fue entre los siglos III-II aC. y muy probablemente fue abandonado con la llegada de las tropas romanas. Tanto los íberos de Las Maleses como los de Puig Castellar eran layetanos, habitantes de la Layetana, territorio comprendido entre el río Llobregat y Tordera, abarcando todo el Vallès. El poblado tiene una estructura urbana regular: casas de piedra, barro y madera distribuidas a lo largo de una calle principal. Todo el conjunto estaba protegido con un muro defensivo perimetral.

Deshacemos un tramo del camino hasta conectar de nuevo con la pista que baja de la Coscollada (hay dos opciones, la primera que encontramos volviendo de las Maleses es muy técnica) y que nos lleva directamente al poblado Puig Castellar.

Ubicado en el Turó del Polló, su ubicación es un excelente mirador de la ciudad y del entorno metropolitano y un lugar estratégico, ya que ofrece un amplio control visual que incluye la desembocadura del Besòs, la llanura de Barcelona y buena parte del Vallès y del Maresme. Parece que fue fundado entre los siglos V-IV aC y perduró hasta el inicio del siglo II aC. De forma elíptica, el recinto hace 100 m de largo por 50 m de ancho y parece que llegó a acoger unas cuarenta casas, dato que permite calcular una población de unas 200 personas.

Alrededor del Puig Castellar, en la zona llana, había al menos dos asentamientos dedicados principalmente a la agricultura y que dependían del poblado. La abundancia de hallazgos de un cierto valor económico hace pensar que fue abandonado de forma repentina e inesperada, probablemente durante la segunda guerra Púnica.

Dejamos el poblado por un sendero que conecta con una nueva pista, y más tarde con otra que hará las delicias de los amantes de las trialeras y que se desarrolla por la vertiente ponentina de la colina. Salimos del valle y conectamos con el Parque Fluvial del Besòs, un espacio público ubicado en los últimos 9 kilómetros de cauce del río, desde la confluencia con el río Ripoll hasta la desembocadura en el mar Mediterráneo, donde un camino convenientemente restaurado nos permite volver al punto de salida cómoda y rápidamente.

Marzo de 2018

CENTROS DE INTERÉS
Poblado Íbero de Les Maleses. Poblado Íbero de Puig Castellar

ALOJAMIENTOS / RESTAURANTES
http://badalona.cat/